Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

MIGUEL DE CERVANTES. LA CASA XIIEl 22 de abril de este año, se cumplieron cuatrocientos años de la muerte de Miguel de Cervantes, lo que originó numerosos homenajes, artículos y comentarios.

Entre tanto material publicado en ocasión del aniversario, un artículo de Ariel Dorfman editado en el suplemento cultural de un periódico argentino (1) me resultó especialmente interesante. Dorfman narra la singular experiencia de la lectura del Quijote junto un numeroso grupo encerrado en la embajada argentina de Santiago a la espera de un salvoconducto para salir de Chile en los días siguientes al derrocamiento del gobierno de Salvador Allende.

Leer el Quijote era una forma de pasar el tiempo para cientos de cautivos desesperados por la incertidumbre de su futuro inmediato: en el mejor de los casos, exiliarse, en el peor ser entregados a las fuerzas armadas chilenas.

En el prólogo de la Primera Parte de Don Quijote (1605) el autor advierte al “desocupado lector” que la obra se engendró en una cárcel. Como fueron varias sus estadías en prisión, no se sabe a ciencia cierta a qué período se refiere.

Podría pensarse que las aventuras del Ingenioso Hidalgo devinieron un punto de fuga de una realidad opresiva tanto para Cervantes como para los refugiados en la embajada.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

ESCUELA FLAMENCA. EL ELEMENTO TIERRA EN LA PINTURA 1Entre la segunda mitad del siglo XV y principios del XVI surgió un prodigioso movimiento artístico en las ciudades de Flandes, cuya influencia se extendió por Europa. Una primera generación la constituyeron los hermanos Van Eyck, Roger Van Der Weyden, Robert Campin y Patinir. En la camada siguiente sobresalen Memling, Gerad David y El Bosco.

La época se caracterizó por el desarrollo de una poderosa industria textil, que acrecentó el florecimiento de una burguesía ciudadana pujante, convertida en promotora de obras artísticas.

Los pintores adquirieron un nuevo estatus, en tanto fueron cotizados, recibiendo numerosos encargos, tanto de familias burguesas como de gremios y pequeñas parroquias.

La técnica derivó hacia la miniatura, la pintura de caballete y el retrato de quien encargaba la obra incluido en la composición del cuadro.

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

walt whitmanRecordemos algunas características propias del elemento, señaladas por O. Adler en “La Astrología como ciencia oculta”.

El Fuego denota un principio absolutamente activo, correspondiente al núcleo del yo o voluntad, tornándose alegre, optimista, siempre atento a un futuro que no duda, será mejor; a una renovación de su certeza individual.

Es idealista en cuanto se sostiene en un ideal moral que vivencia como un mandato imperativo que emana de una voluntad superior a la propia. Su máximo peligro radica en el derrumbe de los ideales.

Su ética gira alrededor de la libertad como mandato último de la conciencia.

Mediante el arte expresa el triunfo de la luz sobre la oscuridad y de la alegría sobre el sufrimiento. Luz y alegría que se convierten en mensajes morales.

En tanto que desde la perspectiva erótica, la sensualidad es el vehículo para revivir la unión primordial de lo masculino y lo femenino, la pareja fundante, etc.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

regenciasSi bien es un tema que todos conocemos desde las primeras clases de Astrología, y desde Ptolomeo en adelante se constituye en una verdad axiomática, cabe todavía alguna reflexión.

Y antes aún, merece una definición. Un planeta en su regencia, se lo definió tradicionalmente, como "un señor dueño de su casa y de sus bienes", es decir que no depende de nadie más que de sí mismo. Podemos pensarlo también como un intérprete eximio de la partitura propia del signo.

Partiendo de las luminarias en Cáncer y Leo, tendrán un despliegue simétrico: Mercurio en Géminis y Virgo; Venus en Tauro y Libra; Marte en Aries y Escorpio; Júpiter en Piscis y Sagitario; Saturno en Acuario y Capricornio.

De esta manera quedan conformado dos semi - círculos: de la Luna a Saturno, desde Cáncer a Acuario y del Sol nuevamente a Saturno, desde Leo a Capricornio.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

                                 

Los siete planetas tradicionales esbozan el perfil individual del sujeto: definen su carácter y describen la inmanencia humana. Constituyen la subjetividad de percepción de una determinada realidad, de un tiempo y un espacio donde se despliega la vida.

Los planetas transaturninos, por el contrario, pueden definirse como trascendentes, esto es más allá de la realidad vivenciada desde la experiencia de la conciencia personal. Estabilizan al hombre, posibilitando trasponer el límite de su si mismo. Suelen definírselos como generacionales, en tanto la generación incluye al sujeto en una pertenencia mayor.

Particularmente Urano y Neptuno ofrecen una escenografía, un telón de fondo de la época, que podemos denominar filosofía de vida o espíritu de los tiempos, siendo finalmente lo que otorga rasgos propios y cohesión a una determinada generación.

   

Conectarse  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

0.png3.png9.png5.png4.png2.png8.png
Hoy136
Ayer253
Ultima semana571
Ultimo mes7636
Total395428

Sus datos de conexión

  • IP: 3.235.101.50
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

2
en línea

Miércoles, 30 Septiembre 2020 12:49
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia