Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El nombre de Marcel Proust, remite de inmediato a su obra más famosa “En busca del tiempo perdido”escrita entre 1908 y 1922 con siete partes que fueron publicadas entre 1913 y 1927.

Una fría noche de invierno, mientras saboreaba un té acompañado de una magdalena, una sensación de bienestar emergió sutilmente a través de las brumas de la memoria. El recuerdo lo remitió a los domingos de su infancia, cuando su tía Léoni le hacía saborear esa masa impregnada en té. A partir de su vivencia adulta se van encadenando una serie de remembranzas de niño: su casa natal, la gente del pueblo, la iglesia, su tía, los jardines...

El pasado se imprimió sobre el presente, y así lentamente se configuró una narración sobre el fenómeno de la memoria que delineó la estructura de su gran obra. La particularidad de su escritura radica en que el fenómeno de la reminiscencia no es “cinematográfica”, no es un relato de situaciones ni anécdotas conformando una historia, sino que es esencialmente sensorial. Decía Proust que la memoria del olor y del sabor quedan grabadas de manera más vivaz que las imágenes y las formas.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

Prosiguiendo con el tema de la entrada anterior, es pertinente dar un vistazo al elemento del signo ascendente.

Fuego. Ubican al nativo en la vida misma, con una vivacidad espontánea. Los impulsos para ejercitar su voluntad a fin de enfrentar los distintos desafíos se tornan un motor esencial de la existencia.

Aire. Se desvanece la vivacidad espontánea, tomando su lugar el pensamiento. Entre la vida y su propia vitalidad aparece la teoría, sean más o menos conscientes de ello.

Agua. Perciben la vida con una extraña mezcla de nostalgia y protesta. Añoran morar en el universo de su imaginación, como protagonistas de un sueño eterno o de los cuentos de hadas de la niñez. Se rebelan cuando el mundo exterior les exige salir de su estado difuso de reminiscencia.

Tierra. El nativo se vive como un trabajador que ansía ponerse en acción, ejecutar, realizar sin importarle si su ambición es grande o pequeña. El amor por la materia y la naturaleza se desarrollan intensamente. Anhelan construir en la realidad física, e instalarse como si permanecieran en el mundo para siempre.

Por lo tanto, definimos a los ascendentes en Fuego como voluntariosos; a los de Aire como pensadores; a los de Agua como sentimentales; a los de Tierra como hacedores.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

En 2015 se cumplen 80 años de la primera edición en español de la novela Un Mundo Feliz, del escritor británico Aldous Huxley.

El texto pertenece al género de la ciencia ficción social, una anti-utopia científico-técnica. Describe una alucinante sociedad totalitaria, convencida de brindar a sus habitantes una felicidad obligatoria, donde el control no deja espacio al azar y las personas se producen en serie.

Si bien en su momento fue un best seller, pertenece a un género futurista que corre el riesgo de tornarse obsoleto en pocos años. No ha sido el caso, ya que admite una lectura desde la realidad actual, bastante inquietante por cierto.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El Ascendente es un punto esencial de toda carta natal. Su posición depende de la hora y lugar de nacimiento, de manera que inserta al nativo en una ecuación espacio - tiempo determinada.

Las posiciones planetarias, remiten al “cielo”, pero es a través de las casas -cuyo punto de partida es el Ascendente, equivalente individual al 0º Aries en el zodiaco- donde se despliega el “ser en el mundo”, es decir, donde se jugarán los diferentes escenarios de la existencia humana.

Cada Ascendente implica a su vez la distribución de las casas siguientes. De este modo, por ejemplo, quien posee Ascendente en Sagitario, probablemente posea la casa II en Capricornio, la III en Acuario, y así sucesivamente. Nada que desconozcamos, pero a lo que no siempre le atribuimos la necesaria importancia.

Es frecuente que una vez definidas las características del Ascendente, evaluemos los demás sectores de manera aislada. Por ejemplo: “su MC en Acuario, lo lleva a elegir actividades independientes”, perdiendo de vista los distintos matices que presentará ese MC para un Ascendente Tauro, Aries o Géminis.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

En setiembre de 2015, Saturno reingresó de manera definitiva al signo de Sagitario, mientras que el mes anterior, Júpiter inició su tránsito por Virgo.

Como suele suceder en los ingresos planetarios, los foros y blogs personales editaron numeroso artículos al respecto, especificando las características de qué y cómo será el desafío del período. Aparecen miradas valiosas sobre el tema, y otras que reiteran lo ya conocido y leído en otras oportunidades.

Material sin duda útil para empezar a pensar las cualidades de la época, pero peligroso cuando se convierte no en un inicio sino en la culminación del proceso reflexivo. Y más aún cuando se traslada mecánicamente lo general (mundana) a lo particular (individual).

Me refiero concretamente a que por pereza intelectual o por el natural apuro de un periodo marcado por las urgencias de darnos una respuesta, sin realizar la pregunta pertinente, se cierre las posibilidades de evaluar el sesgo personal que cada tránsito propone.

   

Conectarse  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

0.png2.png9.png0.png5.png9.png3.png
Hoy54
Ayer72
Ultima semana386
Ultimo mes5434
Total290593

Sus datos de conexión

  • IP: 18.215.161.19
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Jueves, 20 Junio 2019 11:01
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia