Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

LA CASA IV (II)Según Sasportas, algunas personas recaban información sin detenerse a consolidarse o arraigarse (exceso en casa III, carencia en IV). Otras se asientan y echan raíces antes de haber explorado lo suficiente (exceso en IV, carencia en III).

En el primer caso, observamos gente en la cual la información no madura hasta convertirse en conocimiento y certeza interna. Todos los que fuimos y somos estudiantes de Astrología nos sucedió con el aprendizaje de los signos zodiacales, con algunos, captamos rápidamente de qué trataban, mientras que de otros aprendimos un listado de características, sin lograr resonar con su manera particular de ver el mundo.

En el segundo caso, el de quienes están urgidos por asentase sin haber evaluado y conocido suficientemente otras opiniones, encontramos todas las variantes de los integrismos y fundamentalismos que siempre despiertan la sensación que su opinión sobre el mundo y otros asuntos, surgen de una descripción hecha después de haber "visto al mundo por el agujero de la cerradura", como decía mi abuela.

El signo y los planetas de casa IV es aquello con lo que tropezamos cuando nuestra conciencia se aparta de lo que nos rodea y vuelve a conectarse con el yo sujeto de la experiencia. Es el sector encargado de mantener las características estables del individuo; el centro interior, lo que impide que nos fragmentemos en múltiples "yoes" respondiendo a los estímulos del mundo exterior.

A través de la casa IV, las personas convertimos los acontecimientos (casa III) en experiencia (casa IV), donde el acontecimiento decanta y queda incorporado al bagaje personal. Por ello, dos personas enfrentadas a iguales circunstancias, construyen historias distintas, situación que se ve con claridad cuando constatamos algunos relatos con nuestros hermanos o primos y ellos recuerdan un montón de cosas que nosotros olvidamos y viceversa.

En Argentina existe la expresión: "pagar derecho de piso" (buena imagen para la casa cuarta) que significa adquirir experiencia o desarrollar aptitudes en algún área específica, pero no desde el conocimiento intelectual, sino desde la vivencia.

Es un sector asociado también con el bagaje cultural, familiar, histórico. Por último se relaciona con la manera en que concluimos las cosas, el estilo personal para resolver y cerrar situaciones.

Para Rudhyar, en la casa IV mora la fuerza privada, interior, de la cual surgen "las verdades evidentes" (para mi clan o mi cultura). Acá vale recordar la teoría de Ruperti sobre las casas nodales. Rápidamente explicada: las casas se numeran a partir del Ascendente, en el sentido en que se desplaza un planeta directo, pero si hiciéramos una numeración en la dirección retrógrada en la que se desplaza el nodo lunar, la XII natal se convertiría en la I del nodo, la XI en II así sucesivamente. Este es un esquema fijo de numeración que nos incluye a todos, más allá de dónde se ubiquen los nodos en nuestra carta natal.

De esta manera, la casa IV natal es la IX nodal. En la antigüedad, pertenecían al mismo clan (casa IV) quienes compartían los mismos dioses o animales totémicos (casa IX); hoy en día, quienes parten tempranamente de la casa familiar para hacer la experiencia de vivir solos, en general, tienen un mismo argumento, el de no compartir, por la razón que sea, los mismos valores que la familia. De manera que por detrás de la escena de la casa IV, aparece un contenido emocional de la casa IX.

Volviendo a las "verdades evidentes" de la casa IV, la humanidad no ha conocido guerras más cruentas que las llevadas adelante por motivos religiosos, tribales o étnicos, detrás de las cuales subyacen argumentos más o menos explícitos de casa IX.

Si le quedan dudas, observen la expresión tan en boga desde G. Bush del "eje del mal", dando por descontado porque es "una verdad evidente", que representan el "bien" y esto le otorga el mandato divino de bombardear cualquier población donde el "mal" anide. Pero, curiosamente, los “enemigos” posee la misma "verdad evidente" sólo que los términos se invierten...

 

El eje Ascendente - Descendente: indica quiénes somos. Línea del SER. Mientras que el FC - MC: señala qué somos y dónde estamos. Línea del ESTAR. Palabras que en castellano pertenecen a dos verbos diferentes y en inglés no. ¿Será por eso que cuando los astrólogos de habla inglesa describen el Ascendente, siempre parece que hablan del MC?, pero eso daría material para otro trabajo.

 

No tiene derechos para añadir comentarios

   

Conectarse  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

0.png3.png6.png8.png9.png3.png6.png
Hoy159
Ayer184
Ultima semana343
Ultimo mes6027
Total368936

Sus datos de conexión

  • IP: 18.204.227.117
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Martes, 26 Mayo 2020 16:24
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia