Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

ESCORPIO. JOSÉ SARAMAGO Cuando mencionamos a Escorpio, el signo fijo de Agua, rápidamente surgen expresiones referidas a la intensidad y profundidad emocionales.

Es frecuente asociar estas particularidades con rencor, susceptibilidad, resentimiento, deseos de venganza y otras hermosas cualidades propias de Vito Corleone (por otra parte sagitariano, según informa Wikipedia).

Ahora bien, si nos referimos a la condensación -propia de la fijeza- de la emotividad -Agua- resulta extraño que no se mencionen otros sentimientos perdurables en la memoria, como la gratitud, el agradecimiento, la lealtad a los vínculos y las vivencias, etc.

ESCORPIO. JOSÉ SARAMAGO Como ejemplo de esta actitud -también escorpiana pero rara vez enunciadas en los textos- vale recordar al escritor portugués José Saramago y su conmovedor discurso al recibir en 1998 el Premio Nobel de Literatura.

Sus datos natales son: 16 Noviembre de 1922. 14:00 horas (0 hs. GMT). Santarém, Portugal, 39n14, 8w41.

ESCORPIO. JOSÉ SARAMAGO

Su disertación comenzaba diciendo:

El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir. A las cuatro de la madrugada, cuando la promesa de un nuevo día aún venía por tierras de Francia, se levantaba del catre y salía al campo, llevando hasta el pasto la media docena de cerdas de cuya fertilidad se alimentaban él y la mujer. Vivían de esta escasez mis abuelos maternos, de la pequeña cría de cerdos que después del desmame eran vendidos a los vecinos de la aldea. Azinhaga era su nombre, en la provincia del Ribatejo. Se llamaban Jerónimo Melrinho y Josefa Caixinha esos abuelos, y eran analfabetos uno y otro. (El discurso completo, puede leerse en http://www.premura.com/).

En el momento de mayor reconocimiento social para cualquier escritor -en este caso aún más notable pues su origen humilde le imposibilitó seguir estudios académicos y por ser el único galardonado en lengua portuguesa- sacó a la luz la gratitud por las raíces familiares y por el abuelo Jerónimo, ese gran narrador de historias.

En un marcado suceso propio del MC (Sagitario) se retrotrae a su memoria de Casa IV (Géminis). Ambos regentes realizan una conjunción en Escorpio -signo donde también se ubica el Sol- y conforman dos importantes figuras de aspectos: un gran trino con Urano (Piscis) y Plutón (Cáncer) y una T cuadrada con Marte (Acuario) y Neptuno (Leo).

Debido al exceso de información con que contamos, suena elemental -y hasta reiterativo- comentar la naturaleza de los signos. Pero la experiencia indica una y otra vez cómo los prejuicios se adueñaron no sólo del lector de las redes, sino de los estudiantes serios y comprometidos, obstaculizando la reflexión y la comprensión de cada instancia del zodiaco.

Así Aries es un matón, Capricornio un ambicioso que no duda que el fin justifica los medios, Cáncer un niño inmaduro, Virgo un neurótico obsesivo, Tauro un gran perezoso, Piscis un distraído que ignora siempre el día en que vive. De manera que cuando mencionamos el zodiaco, a la vez que lo definimos como un mandala lo encapsulamos en pésimos eslóganes publicitarios. ¿No será una forma de bullying?

No tiene derechos para añadir comentarios

   

Conectarse  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

0.png3.png1.png2.png0.png6.png9.png
Hoy154
Ayer243
Ultima semana1583
Ultimo mes4976
Total312069

Sus datos de conexión

  • IP: 34.226.234.20
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

2
en línea

Sábado, 21 Septiembre 2019 19:18
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia