Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

EDUARDO GALEANOLA POLARIDAD RECEPTIVA (II) Eduardo Galeano

En la entrada anterior mencionaba la polaridad pasiva como la capacidad de extraer de la realidad la propia dinámica y adecuar la acción a esas líneas de fuerzas.

La obra del escritor Eduardo Galeano es a mi criterio un magnífico ejemplo de cómo funciona la receptividad.

Pero vayamos por partes. Eduardo Germán María Hughes Galeano nació el 03 de setiembre de 1940, a las 08:05 horas en Montevideo (Uruguay). Falleció en la misma ciudad el 13 de abril de 2015.

Su carta natal además de presentar abrumadora mayoría de planetas en Tierra, puede hacer trastabillar a los adeptos a las recetas astrológicas fáciles. La Luna en 29º -en el llamado grado de pérdida- en Virgo, regente del MC en casa XII conjunto a Neptuno -regente de VI- invita a decir que el nativo no “va a llegar a nada”, como seguramente escuchó de algún miembro de su acomodada familia que tal vez ansiaba un profesional de renombre y no un periodista de algunas publicaciones no muy bien consideradas por los bien pensantes.

Algo de verdad hay en eso, porque a pesar de ser un escritor premiado y traducido a varios idiomas, su deseo ferviente de niño era ser jugador de fútbol, cosa que lograba con gran habilidad -según sus propias palabras- sólo mientras dormía.

Muchas cosas podrían añadirse en relación a su intensa conexión con “el espíritu de su tiempo” como la conjunción de Júpiter/Saturno y la Luna en conjunción y en trígono respectivamente con Neptuno y Urano.

LA POLARIDAD RECEPTIVA (II) Eduardo Galeano cartaPero vayamos al tema central ¿cómo se manifiesta la supremacía de pasividad en su obra?

En sus textos confluyen el ensayo, la narración, la crónica en una mixtura de géneros que le sirven para captar las voces silenciadas del hombre común.

Sus relatos semejan la urdimbre de un tapiz donde cada hilo va tramando una historia y todas juntas muestran una realidad invisible -o invisibilizada-, deslumbrante en su sencillez y cotidianidad.

Habitualmente las narraciones carecen de protagonistas, en el sentido ficcional del término. Recoge algo que le contaron, alguna leyenda olvidada, o un disparate “real” (al estilo que hasta 2008 Nelson Mandela figuraba en la lista de terroristas peligrosos para la seguridad de USA).

La escritura se alimenta de su innegable capacidad de escucha. Ningún relato por pequeño que sea escapa a su red de pescador de realidades.

No tiene derechos para añadir comentarios

   

Conectarse  

   

Enlaces Redes  

Comparte Esto

Síguenos

   
   

Visitantes  

0.png2.png8.png1.png8.png1.png7.png
Hoy163
Ayer202
Ultima semana365
Ultimo mes5201
Total281817

Sus datos de conexión

  • IP: 3.80.223.123
  • Navegador: Unknown
  • Versión:
  • Sistema Operativo: Unknown

En línea Ahora

1
en línea

Martes, 21 Mayo 2019 20:28
   
© Gente de Astrología-GeA/Abulafia